THE SPARE PARTS COMPANY

Blog

2008
Nov
17

Claves para el ahorro energético en establecimientos de hostelería

Hasta ahora, al no estar obligadas por ley, muchas empresas han despilfarrado energía y recursos. Hoy en día existe el deseo y la necesidad de rentabilizar mejor los medios, además las sociedades actuales poseen una mayor conciencia social a la hora de proteger el medio ambiente. Tomando una serie de decisiones sobre iluminación, climatización o mantenimiento de la maquinaria puede reducirse la factura eléctrica

CLIMATIZACIÓN Y AISLAMIENTOS

 Recomendaciones para ahorrar en la factura del aire acondicionado y la calefacción:

  • Prestar atención a los aislamientos de ventanas y puertas: un doble acristalamiento permite ahorrar un 20% en calefacción.
  • Para ventilar una estancia basta con tener 10 minutos las ventanas abiertas. En invierno, un tiempo superior provoca pérdidas de calor innecesarias.
  • Son aconsejables los aislamientos térmicos en paredes y techos.
  • Mantener la temperatura de la calefacción en los 20 grados y el aire acondicionado en los 25 grados.
  • Aparatos que controlen la humedad, para reducir la sensación de frío.

 

ILUMINACIÓN

 Sustituir todas las bombillas tradicionales por lámparas de bajo consumo.

  • Mantener las lámparas limpias y en buen estado.
  • Aprovechar la luz del día en todas las estancias con cortinas y persianas ligeras y de colores claros.
  • Enfocar la luz donde se necesita y evitar la excesiva profusión sin sentido.

 

MAQUINARIA

 Evitar el uso de vitrocerámicas y dar mayor protagonismo al gas.

  • Utilizar maquinaria etiquetada con la máxima eficiencia energética.
  • Evitar abrir y cerrar las cámaras frigoríficas con frecuencia y no introducir alimentos todavía calientes. Descongelar regularmente y mantener el termostato a la temperatura adecuada.
  • En la zona de cocción es conveniente no aplicar una llama mayor que la olla para no desaprovechar energía, tapar los recipientes y no abrir innecesariamente los hornos.
  • Mantener las cámaras y aparatos frigoríficos alejados de la luz solar u otras fuentes de calor.
  • Los aparatos como lavaplatos o lavavajillas deben usarse a plena carga y no lavar a altas temperaturas.

Recomendaciones para un buen uso de la maquinaria de lavandería:

  • Lavar con agua fría ahorra hasta un 80% de energía.
  • Preferir los detergentes líquidos a los sólidos y dosificar lo justo para no sobrecargar la lavadora con exceso de espuma.
  • Adquirir maquinaria de lavandería con centrifugado potente para evitar el uso de secadoras.  

 

Fuente: Revista Hosteltur