Recambios y Accesorios para Hostelería, Frío y Climatización

Blog

2015
Nov
20

Cómo conseguir una buena limpieza del acero inoxidable

Os presentamos unos pequeños consejos para una buena conservación del Acero Inoxidable

Acero inoxidable - Cómo conseguir una buena limpieza del acero inoxidable

Prácticamente la totalidad de los equipamientos, encimeras, campanas y resto de materiales delas cocinas profesionales son de Acero Inoxidable, pues su durabilidad y resistencia hacen de este metal un material ideal por sus incomparables propiedades.

El Acero Inoxidable contiene cromo, que crea sobre las superficies una capa protectora evitando el óxido. Al contrario que el acero, que se oxida al contacto con la humedad del aire o del agua. A pesar de ello hay que tomar precauciones para su conservación y sobre todo para evitar la corrosión, ya que una vez empieza es imparable. Es por ello que se debe ser escrupuloso limpiando periodicamente y en especial con los restos de alimentos con PH ácidos, como los cítricos, vinagres… así como tener precaución con los productos desinfectantes que contienen cloruros.

Una vez eliminados los restos de alimentos es importante una buena limpieza, ya sea con productos usuales como la sosa caustica, el bicarbonato de sodio o simplemente con agua y jabón, como también con los productos desengrasantes que se pueden encontrar en el mercado. Después de la limpieza es importante un buen aclarado con abundante agua y sobretodo un buen secado. Es importante al realizar estas operaciones no utilizar estropajos, ni cepillos metálicos o abrasivos, ni trabajar con las superficies a altas temperaturas.

Finalmente podemos aplicar cualquier producto comercializado como limpiadores para aceros inoxidables, que en realidad no limpian sino que crean una fina capa de grasa protectora que iguala la superficie, que evitan que se queden marcas de dedos y a la vez lo abrillantan.

Unos pequeños pero importantes consejos que harán que vuestras cocinas estén siempre a punto.

Fuente: Grupo Intecno